Thursday, August 27, 2009


SHAYKH AL-ALBANI (rahimahullah)





Él es el Sheik, el Muhadith de este tiempo, el reanimador de la religión, el supresor de innovaciones, el Sheik del Islam.


Abu Abdir Rahman Muhammad Nasir-ud-din bin Nuh Nayari bin Adam Al-Albani.


Nació en el año 1332 H (1914 DC) en la ciudad de Ashkoreda, capital de Albania en ese entonces. Él fue traído en una familia pobre pero religiosa. Su padre Hayy Nuj Nayati había estudiado y graduado de los Institutos de Sharía en Estambul, la capital del Califato Otomano, y él había regresado a Albania como un escolar. Él fue considerado como uno de los mayores escolares Hanafi de Albania durante ese tiempo y la gente se refería a él y aprendía de él.


Después que Albania fue tomada por los ateos secularistas bajo el liderazgo de Ahmed Zogo, Hayy Nuj Nayati voló con su familia a salvaguardar su religión a Damasco, actualmente Siria. En ese tiempo, el Sheik Al-Albani tenía solo nueve años de edad.

Como un niño en Damasco, el Sheik completó su educación inicial y aprendió la lengua árabe y llegó a ser muy experto en ello. Él aprendió de su padre la ciencia del Taywid (del Corán), la ciencia de la morfología de la lengua árabe y el Fiqh del Madhab Hanafi. Él también aprendió de otros Sheiks Hanafis quienes eran amigos de su padre, tales como el Sheik Said-Al-Burhani, de quien aprendió la ciencia de la retórica árabe.

El Interés del Sheik en la ciencia del Hadith comenzó cuando él adquirió una copia de la revista “Al-Manar”, la cual señalaba el asunto de las narraciones débiles las cuales fueron encontradas en libros famosos[5]. Pronto, el Sheik comenzó a especializarse en el campo del Hadith y sus ciencias relacionadas. El estudio del Sheik de los Ahadith Proféticos, lo llevó a alejarse del seguimiento ciego de los Madhabs y él abiertamente llamó hacia el Corán y a la Sunnah como fueron entendidos por los Salaf (los piadosos predecesores). Aunque siempre tuvo la oposición de los Imams sufis e innovadores locales, el Sheik no temió la culpa del culpable y continuó en llamar a la manera correcta. Él también fue animado por algunos de los nobles escolares de Damasco a continuar, tales como el Sheik Muhammad Bahyatul Baitar, Sheik Abdul Fatal Al-Imám y el Sheik Tawfik Al-Barzah (que Alláh tenga misericordia de ellos). La reputación de la Dawah y el conocimiento del Sheik era tan grande que el gran historiador y Muhadith de Alepo, Muhammad Raghib At-Tabakh (que Alláh tenga misericordia de él) aún solicitó el conocerlo. Y cuando él conoció al Sheik, estaba tan impresionado por él que él quiso darle al Sheik su permiso para narrar de él (lo cual él hizo) con sus cadenas de narración las cuales regresan hasta el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él). Esto fue mientras el Sheik era muy joven, alrededor de los 20 años más o menos.


Para el comercio del Sheik, luego originalmente él trató de ser un carpintero pero cuando él encontró que ello estaba tomando mucho de su tiempo, él decidió encontrar otra profesión. Él entonces aprendió el arte de la relojería y de la reparación de los relojes de bolsillo de su padre y se volvió muy hábil en ello y se volvió muy famoso por ello. Él abrió su propia tienda y derivó sus ganancias a través de ella. Junto con la emigración de su padre a Damasco, el Sheik consideró a su profesión para ser la segunda gran bendición con la cual Alláh lo favoreció tanto como le permitió tiempo para estudiar e investigar. Así, el Sheik era conocido porque algunas veces cerraba su tienda y se dirigía a la famosa Biblioteca de Damasco “Makatabutu Dhahiriyah” donde él estudiaba. Algunas veces él se quedaba en la biblioteca por más de doce horas, siempre llegando antes que los empleados y yéndose mucho después de que ellos se habían ido. Tal dedicación hizo que las autoridades de la biblioteca le garantizaran al Sheik su propia habitación para estudiar y su propia llave para acceder a la biblioteca antes de las horas normales de apertura. Esto es algo lo cual no ha sido garantizado a nadie más en la historia de la famosa biblioteca. Durante su tiempo en la biblioteca, el Sheik tenía acceso ilimitado a muchos manuscritos raros, los cuales no son encontrados en ningún otro lado en el mundo y como un resultado él fue autor de muchos trabajos útiles, muchas de los cuales no están publicados.

Después de un tiempo el Sheik comenzó jornadas mensuales de Dawah a las varias ciudades de Siria y Jordania tanto como a dar clases regulares cobre varios libros famosos de Aqidah y Fiqh. Cuando alguno de sus libros aparecía en la imprenta, el Sheik era invitado por el Gran Mufti de Arabia Saudita, Muhammad Bin Ibrahim (que Alláh tenga misericordia de él) para venir y enseñar hadith en la famosa Universidad Islámica de Madinah. El Sheik enseñó ahí por tres años, de 1381 H a 1383 H. después de esto él retornó a sus estudios en At Makatabutu Dhahiriyah. A lo largo de su vida, el sheik fue solicitado para tomar elevadas posiciones en las mesas y comités de varias universidades alrededor del mundo islámico, pero él muy cortésmente se excusaba a sí mismo debido a sus compromisos basados en el aprendizaje.

A lo largo de su vida él visitó muchos países para dar Dawah. Entre ellos estuvieron Egipto, Marruecos, Qatar, Kuwait, los Emiratos, España, Alemania e Inglaterra.

Durante su vida él encaró muchos juicios y tribulaciones y fue forzado a emigrar de Siria a Jordania, luego a Siria otra vez, luego a Líbano, luego a los Emiratos y luego finalmente de regreso a Jordania donde él vivió sus últimos días. Intentos fueron hechos sobre su vida y él también fue encarcelado, con uno de sus periodos de encarcelamiento poniéndolo en la misma prisión en Damasco que la del gran escolar del Islam Taqi-ud-din Ahmed Ibn Abdul Halim Ibn Taymiyah (Que Alláh tenga misericordia sobre él).

Aparte de ser conocido con el conocimiento que él poseía, el Sheik fue conocido por sus bellas maneras y humildad hacia la gente. Él era un hombre quien estaba sin arrogancia y él no encontraba problema en retractarse de sus errores y luego agradecer a aquellos quienes lo habían advertido y señalado sus errores a él. A pesar de la extrema pobreza y penurias materiales las cuales encaró en su vida temprana, él era alguien quien era generoso y caritativo. No solamente era él un escolar, sino también un dedicado adorador de Alláh (exaltado sea). Él fue conocido por pasar largos periodos de tiempo en sus oraciones voluntarias y muy raramente él abandonó los ayunos opcionales de los lunes y jueves.


Su conexión a los escolares salafi de nuestro tiempo es bien conocida y muchos de ellos lo han alabado. A la cabeza de ellos estaba el gran escolar, el Sheik del Islam, Sheik Abdul-Aziz Ibn Abdullah Ibn Baz (que Alláh tenga misericordia sobre él) quien dijo:


“Yo no sé de ninguno bajo el cielo quien sea más conocedor del hadith del Mensajero de Alláh (la paz y las bendiocnes sean con él) que el Sheik Nasir”.


Durante el curso de su vida el Sheik escribió, anotó y revisó más de 200 trabajos, con muchos de ellos quedando en varios volúmenes. Entre ellos están los dos invaluables trabajos “Silsalatul-Ahadith-As-Sahiha Wa Shayun min Fiqhiha Wa Fawaidih” (Una serie de hadiths auténticos y algo de su entendimiento y sus beneficios) y “Silsalatul-Ahadith-As-Daifah Wam Mauduah Wa Atharoha As-Sayiah Fil Ummah” (Una serie de hadiths débiles y fabricados y su efecto perverso sobre la Ummah).


Como un resultado de los esfuerzos del Sheik a través de sus trabajos y su Dawah, él fue condecorado con el Premio Internacional Rey Faisal para Estudios Islámicos en 1419 H (1999) por sus “valiosos esfuerzos en el servicio del hadith profético”.


El sábado 22 de Yumada Ath-Thaniyah de 1420 H (2 de octubre de 1999), después de la oración del Asr, el Sheik Muhammad Nasir-ud-din Al-Albani respiró su último aliento, cerca de la edad de 88 años y sepultado en la ciudad de Amman, capital de Jordania. En su testamento, legó su enorme biblioteca entera a la Universidad de Madinah por las memorias afectuosas que él tuvo de ese lugar mientras estuvo trabajando ahí. Él dejó detrás de él siete hijos y seis hijas.


Que Alláh tenga misericordia sobre su alma y lo recompense con Al-Firdaws, el más alto lugar en el paraíso. Amin.





Esta breve biografía es tomada de varias biografías del Sheik, primeramente “Kawkabah min Aimatul-Huda wa Masabih Ad-Duya (Un grupo de entre los Imams de guía y las lámparas para la oscuridad) por el Dr. Asim Abdilláh al Qaryuti (1ª. Edición 1420/2000) (nota del traductor)


[5] Aunque los artículos en la revista “Al-Manar” ayudó a dirigir al Sheik hacia el estudio del hadith, esto no detuvo al Sheik de hablar la verdad acerca del editor de la revista, Muhammad Rashid Rida. En un buen número de sus trabajos el Sheik refutó a Muhammad Rashid Rida en sus interpretaciones modernistas del Islam (Notad el Traductor).


Traducido (del árabe al inglés) por: Abu Yusuf, Saghir Ibn Abdir Rashid Al-Kashmiri.


Traducido (del inglés al español) por: Musa Abdullah Reyes.

No comments:

Post a Comment